¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis es una enfermedad del hígado en la que las células hepáticas se dañan debido a factores externos como el alcohol o las enfermedades víricas. Hay varios tipos de hepatitis, pero las hepatitis C y B son las más frecuentes. Millones de personas en todo el planeta se infectan con la hepatitis C y la hepatitis B.

Veamos...

Ambas tienen un periodo de incubación diferente y un mecanismo distinto de multiplicación e infección de las células hepáticas sanas. Pero, en ambos casos, la hepatitis B es mucho más compleja y difícil de curar que la hepatitis C. Veamos qué es la hepatitis B y cómo se contagia. Hay una vacuna que se utiliza hoy en día para evitar la infección. En la hepatitis B, el virus infecta al huésped y muestra síntomas de la enfermedad después de casi 120 días. Puede que no haya síntomas en algunos individuos, y en algunos casos, los síntomas pueden aparecer después del periodo de incubación.

La hepatitis B es tanto aguda como crónica, lo que significa que puede durar un par de semanas o años. Se cree que el virus de la hepatitis B es más complejo que el de la hepatitis C. Esto se debe a que el mecanismo de la enfermedad de ambos virus es diferente. En la hepatitis C, el virus ataca la célula, se apodera de la actividad celular y hace que el móvil se infecte. En la hepatitis B, el ADN del virus es circular y se ha integrado en el núcleo de la célula hepática.

Tenga en cuenta

Esto dificulta la realización de pruebas, la aparición de signos y el tratamiento. La hepatitis se propaga a través de la sangre. Si la sangre infectada entra en contacto con sangre infectada, las probabilidades de contraer la hepatitis B son altas. Esto puede ocurrir por compartir agujas y recursos. O por cualquier transfusión de sangre o sexo sin protección. Los médicos suelen tener varios procedimientos de diagnóstico, ya que esto ayuda a llegar a un resultado preciso. En primer lugar, los médicos comprueban la función hepática y las enzimas hepáticas. En caso de que las enzimas hepáticas sean demasiado grandes, se realiza un análisis de sangre.

  • Evaluación del antígeno de superficie/anticuerpos: estas pruebas tienen la proteína del antígeno del virus de la hepatitis B y los anticuerpos creados por el sistema inmunitario del organismo. Normalmente, los anticuerpos aparecen tras diez semanas de exposición.
  • Prueba de anticuerpos de superficie: esta prueba se realiza para evaluar si el hombre es resistente a la hepatitis B. En ella, los anticuerpos analizados se generan tras la desaparición del virus portador del antígeno. Si alguien da positivo en la prueba de la hepatitis B, los médicos suelen prescribir vacunas para reforzar el sistema inmunitario.

Conclusión:

El sistema inmunitario del cuerpo luchará contra el virus generando más anticuerpos; una vez eliminada la hepatitis B, el individuo será un portador inactivo de los anticuerpos de la hepatitis B. A veces, el individuo puede tener una enfermedad crónica. Si ese es el caso, se le recetará un antiviral y otros medicamentos. También se propone a los pacientes que coman de forma saludable, se mantengan alejados del alcohol y guarden reposo en la cama para recuperarse rápidamente.

¿Le ha resultado útil este artículo?

Artículos relacionados